miércoles, 25 de agosto de 2010

GRACIELA "CHELA" LORZA DÁVILA. UNA CRAN LOCUTORA QUE CONOCÍMOS EN "RADIO SELECTA DE LIMA". FUE NOTABLE PIANISTA DE MUSICA CLASICA.

Graciela "Chela"
Lorza Dávila
Ya habíamos tenido nuestras primeras experiencias en Radio Victoria y les he reseñado a figuras de aquellos tiempos que brillaban en la locución. Siempre evocaré y a modo de que en cada una de estas notas estén presentes, a Violeta Bourget, Ruth Revoredo, Ana María Álvarez, Yolanda Parodi, Lucy Del Mar, Linda Izquierdo, Yolanda Morla y por supuesto a Maruja Venegas. Me estoy refiriendo a esa clase especial de damas del micrófono. ¡Ojo!. Muchas de ellas fueron célebres actrices del radioteatro. Voces y talento. Considero que esos primeros años de mi incursión en la radio, fueron casi una aventura.

Puedo deducir que nuestra juventud alteraba en algo el comportamiento de este inquieto locutor. Si nos sentíamos idóneos para esta profesión, a la que ya amábamos desde la niñez, la experiencia crecería a lo largo de las oportunidades que tuvimos durante ese inolvidable caminar de radio en radio. La Universidad y graduación se consiguió con la ayuda de los experimentados profesionales que me di el gusto de conocer y me diplomé con ellos. Ingresé a Radio "Selecta", llamada asi por que nos acercaba a los dioses de la música clásica o culta como se la quiera llamar. Una maravillosa oportunidad para acrecentar nuestra cultura. 

Chelita en Radio
Selecta de Lima.
Empalmaba con esta emisora, luego de cumplir en "Radio Central" de la calle Belén y en la que narraba noticias desde las 7 con Omar Silver. "Selecta", estaba en el edificio Fenix en la Colmena, a cinco minutos de a pié. El desayuno me esperaba uno vez anunciado el "Concierto de la Mañana", con Chopin y otros. Me reemplazaba nada menos que Graciela "Chela" Lorza, una dama que me aventajaba en años y en experiencia y que se tuteaba con Beethoven. Linda voz que, al aire, sólo tenía 20 abriles. Al principio y era lógico, no permitía que me soprepasara con ella y, mas bien, me pedía mayor seriedad. Sabía hacerse respetar y la entendimos. Gran dama. Nació el 15 de Mayo en Moquegua y estudió el piano clásico laborando en Radio Nacional del Perú. En 1955 conoció a Hernán Pelayo, gran barítono y se casó con él, siendo su acompañante en sus diversos conciertos por el mundo entero. De allí sus amplios conocimientos de la música selecta.

Evoco a Oswaldo Seminario, el discotecario y programador con el que ya habíamos hecho amistad plena, que la aconsejaba y le decía: "Muy bien hecho Chelita. Este muchachito lo que necesita es alguien como Ud.. ¡Castíguelo!. ¿Cuánto aprendimos de Graciela Lorza?. ¡Mucho!. Con ella corregimos la equivocada forma de anunciar los difíciles nombres de autores clásicos no muy famosos. De amplia cultura y jamás llegamos al "tu". Para ser más claros, eran tiempos de mucho respeto y con decirles que a Carlos Alfonso Delgado, Alberto Arenas y José Lázaro Tello en "Victoria", nunca llegué a tomarme tal confianza con ellos. Radicó Chela Lorza en Nueva York y al separarse de Pelayo retornó en 1962 para el nacimiento de su sobrino Luis Alberto "Tito" Llense Bermúdez, gran colaborador hoy con sus aportes de fotos y datos.

Magnífica narradora  y
gran locutora peruana.
Lo que si, con "Chelita", le gasté una broma que me pesó habérsela hecho.  Resulta que una vez se tardó en reemplazarme y era Sábado. Gastón, el muchacho operador de las tornamesas en Radio Selecta y que nos daba micrófono para anunciar los discos, fue mi cómplice. Ese día descansaban los demás y le encargué me "dateara" la llegada de Chelita a través del ascensor. Desde la puerta, un silbido bastó. En la cabina de locución, José Carlos Serván, el joven locutor, pendía del cable que sostenía el micrófono. ¡Se había ahorcado!. Chela y Gastón ingresaban juntos y la cabina estaba a oscuras. Ella prendió la luz y el grito que pegó se escuchó hasta el Jirón de la Unión. Fue mi actuación teatral más grande que, mi única espectadora, la gran amiga que hoy reseño, tuvo que recurrir a sus pastillas y todo lo demás para recuperarse del susto. La broma me costó hacer otra hora extra de locución.

Cuando años después, teníamos reencuentros con ella en radio Nacional, era motivo de risas y evocaciones de una etapa inolvidable en nuestra vida. GRACIELA "CHELA" LORZA DÁVILA, es otra de las damas del micrófono que sentó cátedra de buena voz y cultura. Nos enaltece evocarla y ojalá su reseña sirva para no olvidarla jamás. Falleció el 17 de Agosto de 1981 víctima de una apendicitis en el Hospital Rebaglatti. Tiene un lugar especial en el podium de los grandes locutores del Perú. Agradecemos las fotografías que nos ha proporcionado Jorge Severino Buckigham, sobrino de esta gran locutora e hijo de mi  amigo de toda la vida Antonio Buckigham Devoto, que nos dio esta sorpresa. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada