sábado, 18 de septiembre de 2010

DON ARÍSTIDES GONZÁLEZ VIGIL y SUS "ALEGRES MAÑANITAS DOMINGUERAS".

Arístides González
Vigil.
Verdadero personaje de la radio fue este caballero pintoresco y que conocimos en los inicios de nuestra carrera frente al micrófono. Su actividad tenía muy buenos años de duración en el eter y en nuestro hogar paterno era fácil oirlo con su voz cantarina anunciando sus "Alegres Mañanitas Domingueras". Dinámico y con una voz diferente al estilo que antes predominaba. Algo engolada, sembrando alegría con sus chistes y ocurrencias que,sin ser cómico ni pretenderlo, ponía la nota de buen humor en Radio Libertad. Para que tengan una idea de cual era la música que solía programar, siempre incluía el famoso "Sufrir", esa versión romántica de los "Huasos Quincheros" y que fue todo un suceso por los 40 y 50. También la canción de "El patito chuiquito" o "Que siga la bola", ¡báquili, báquili va!.

"Alegres Mañanitas
Domingueras"
En 1958, laborábamos en el noticiero de Radio Central y precísamente los domingos, luego de terminar nuestra labor, nos dábamos con Arístides, el siempre alegre locutor, luciendo su gorrita colorina y camisa llamativa. Un gordito bueno, como lo son todos. Era como que se iniciaba un paseo dominguero, con todo el ropaje para el campo y con la misma voz y estilo a que nos acostumbró con sus "Alegres Mañanitas Domingueras". En cada intervención suya frente al micrófono, resaltaba siempre su tan consabido título. Voz arriba. Muy, pero muy alegre. Dicharrachero y sin llegar a los extremos. Chistes controlados y muy espontáneo. Verdaderamente nos alegraba las mañanas en una maratónica intervención de tres horas. Época de Izusqui, Llerena Marotti y otros de "Libertad".

Popular y muy querido
Tenía su radio operador exclusivo de quien sólo recuerdo que apellidaba Meza, como el mio  materno. Iba a la radio a divertirse y por consiguiente a llevar entretenimiento a su legión de oyentes. Una voz muy especial y característica, difícil de hallar en duplicado.. Diríamos que Arístides González Vigil, fue único. Una gloria de esa legendaria Radio "Libertad" y que, por aquellos tiempos, ya se asomaba como Gerente mi amigo Humberto Panficchi, hermano del "pato" Jorge Álvarez, el famoso "Rey del jingle". Época dorada de la Radio.

El joven Arístides
En este sueño de reseñas y con el permiso de Arístides González Vigil, me parece ver en ese gran patio que antecedía los estudios, a Don Genaro Delgado Brand y a Giurinovich, ejecutivos comerciales de Central y Libertad. Las gerencias se daban cara contra cara, en la entrada de su local en la calle Belén. La ventana que daba a la calle, servía de vitrina fotográfica de las estrellas que desfilaban en su mágico escenario. Allí se ubicó la foto de "El Bodeguero", un programa que conducíamos con Juvenal Malpartida "Pachitea", un cómico huanuqueño que optó por exagerar su dejo y logrando una característica especial en el hablar.

Siempre presente en Acho.
Quienes nacimos para esta querida profesión, los de antes y los de hoy, superamos las vicisitudes y creo que no existe otra tan divertida que, si volviéramos a nacer, retornaríamos ciegamente a ella. La amo como lo hizo  ARÍSTIDES GONZÁLEZ VIGIL. No hubiera logrado sus éxitos y hacerse recordar, si esa pasión radial hubiera estado ausente. Nos retiramos con el eco de las "Alegres Mañanitas Domingueras" que, al sólo evocarlas, nos llenan de espiritualidad jovial y sincera. Magia de un mundo pasado y feliz. Gracias.

lunes, 13 de septiembre de 2010

"ALFONSO DEL CARPIO LÓPEZ". HIZO OIR SU VOZ EN RADIO AMÉRICA "LA VOZ DEL NUEVO MUNDO"..

Alfonso Del
Carpio López
Hay mucha gente que lo recuerda y es otro de los veteranos colegas que subsiste y al que hemos visto por las calles de mi querido barrio de Surquillo. Muy buena voz y natural de las pródigas tierras mistianas. Su mejor labor la realizó en la tradicional Radio América "La Voz del Nuevo Mundo" y centro de concentración vocal de estos hermanos arequipeños. Allí, en aquel viejo local de Ocoña, desfilaron José Delgado, Manuel Traverso, Gustavo Indacochea, Luis y Jorge Diez Canseco. A propósito de este último, tengo la siguiente anécdota.

Recordado como "conversadito Diez Canseco", es padre del actualmente famoso "Brad Pizza", muy popular por sus extravagancias que la televisión promueve. Acostumbraba invitarnos a desayunar, cuando salíamos de la radio en un "Café" contígüo. Allí compartíamos unos ricos panes calientitos de "Solari" que, en bolsa de papel, traía consigo, más un mate de te en bolsita para el que pedía ¡agua bien caliente y dos tazas!. Una buena "palta de a Sol" era el complemento. Venía premunido de azucar y sal. ¡Por supuesto!., para "el mozo" ¡su propina!.

Brindis con Charlie Thomson
y Víctor Dongo Casalino.
Alfonso del Carpio, además de cumplir con sus tareas de locutor de planta, tenía habilidades para producir y animar sus musicales melódicos. Muy enterado de la época de oro del bolero, hacía desfilar a "Los Panchos", a "Leo Marini", llamado "La Voz que acaricia" o a "Gregorio Barrios" y todas las luminarias que acompañara "Don Américo y sus Caribes". Era un concentrado de artistas en su programa "Canciones para el corazón" que, ¿si tenía sintonía?. ¡Era bárbaro!. Lo mantuvo por muchos años y se le extraña todavía.

Supimos darle la mano en momentos álgidos de su vida y especialmente cuando tuvo la pérdida de uno de sus hijos. Nos acompañó a formar el Circulo de Locutores de Canal 4 y con gran suerte, merecida por cierto, cuando ganó uno de los mejores premios por el Día del Locutor. Muchas fueron las reuniones que supimos compartir al lado de Víctor Dongo Casalino, Alfredo Carrión Villa, Jaime Pîzarro Arquíñigo y otros queridos colegas, cada viernes, denominado el sábado chico en los dominios de Santa Beatriz.

 Nos acompañó a celebrar el
Día del Locutor con Jaime
Pizarro y Carlos Escudero.
Excelente animador en ceremonias especiales y treméndamente sociable. Alfonso del Carpio estuvo presente en aquella ceremonia de premiación que organizara el querido colega Américo Pachas, a modo de clausura de su Academia de Locución y llevada a cabo en el restaurante "Sachún". Toda una trayectoria profesional siempre ligado al micrófono, su compañero de toda la vida. Espontáneo y preparado para las sorpresas sobre el escenario. Gran narrador de noticias y muy exquisito para decir los comerciales.

Debo agradecer a Eduardo Solari Minaya, excompañero nuestro en la Cia. Peruana de Radiodifusión y en la que destacó como RRPP., al habernos recordado a ALFONSO DEL CARPIO LÓPEZ. Sus solicitudes se irán cumpliendo paulatinamente. Un abrazo desde este rincón de reseñas para "carpayo" y le pasamos el dato que hay una agrupación muy dinámica y entusiasta que está haciendo renacer a la Asociación de Locutores del Perú, entidad a la que pertenece y de seguro sabrá apoyar con su presencia. Gracias.