martes, 27 de septiembre de 2016

ROLLY CADILLO PINTO. PERSONALIDAD DE LA RADIO JUVENIL PERUANA EN RADIO ATALAYA HASTA 1979. NOS DEJÓ EL 27 DE SETIEMBRE 2016.

Rolly Cadillo Pinto
Al realizar esta reseña de nuestro querido colega Rolly Cadillo Pinto, tengo que lamentar su sensible fallecimiento acaecido hoy 27 de Setiembre de 2016, uniéndose a una lista de personajes de la radio y la televisión que nos han abandonado este mes. Nos conectábamos a través del Inbox y le pedía por favor que nos refiriera sus experiencias a través del mundo del micrófono. No puedo certificar que no tuviera interés en nuestra propuesta, porque sabíamos de su delicadeza y de su poco afecto a todo lo que significaba publicidad personal.

Rememorando con la gente de Radio Atalaya.
Aparece Rolly Cadillo en aquellos tiempos de los años 70 y en los que surgen nuevas figuras de la locución, los llamados Discjokey, y que nos llenaban el dial con los éxitos modernos que atraían al mundo juvenil. Perteneció a esa agrupación de Radio Atalaya, y que, hay que reconocerlo, le dieron nueva vida a la radiodifusión peruana: Citaremos a Pepe Barreto, Renato Sholls, José Argüelles, Ramiro Arriarán y otros muchachos que sabían del rock y sus bandas e intérpretes. Rolly poseía una gran voz y gozaba de muy buena improvisación.

Hizo oír su voz en Radio Nacional
En estas reseñas de "Locutores en el Perú" e inspirado por el amor a esta carrera que nos dio tantas satisfacciones, hemos ponderado a los locutores de nuestra generación, incluyendo a los pioneros. Se trataba de otro estilo y en los que destacaban los de voces "microfónicas", exigencias de la radio de ayer. Rolly Cadillo se encuentra en la nueva alternativa: la del comunicador directo, pero que se ceñía a las reglas de la buena comunicación. Todavía, por esos tiempos, era muy difícil que los dueños de las emisoras radiales aceptaran a concesionarios sin la preparación debida.

Laboró en Radio Capital.
Llegamos a la década de 1980 y un poco que se desfasa la leyenda juvenil del rock. Es entonces que Rolly Cadillo recurre a otra de sus facetas y dominio profesional: el mundo deportivo. Se convierte en un excelente narrador de fútbol y a la vez destacado comentarista. Llega a integrar uno de los programas deportivos de mayor auge y popularidad como lo fue "Ovación", aquel del inolvidable Pocho Rospigliossi. Allí destaca Rolly. Le pone emoción al partido que, sin serlo, recibe el aporte de un narrador que contagia alegría a su público oyente.

Gran colega y mejor amigo.
Queremos destacar que fue durante nuestra gestión de Presidente de la Asociación de Locutores del Perú, que recurrimos a Umberto Panficchi, gerente de radio Libertad y gran amigo, para poder promocionar a nuestra institución. Allí conocimos personalmente al joven locutor Rolly Cadillo. Nos mostró una generosidad digna de elogio. Cada vez que llegábamos a esa querida emisora, nos recibía con los brazos abiertos, porque veía en nosotros algo que le hacía rendir homenaje a los locutores que le dieron fama a nuestra locución.

Respetado periodista deportivo.
También supo del periodismo y muchas veces leíamos sus crónicas con gran desenvoltura en los diarios locales. Un comunicador completo. Sabemos que quedamos cortos en reseñarlo. De él quisimos un relato de sus experiencia, pero nos dejó sin hacerlo. Hoy nuestra Lima llora su ida al más allá. Tenía apenas 69 años. Quien realiza esta reseña cumplió 82 el 25 de este mes. Supo soportar una dolorosa enfermedad y dejó su vida en manos de médicos del Hospital Almenara. Dios lo ha de recibir como se merece, porque supo comportarse como para merecer el cielo. DESCANSA EN PAZ. Nuestras condolencias a su querida familia. Gracias.

lunes, 26 de septiembre de 2016

MARÍA ELENA RIVERO. LOCUTORA DE GRAN TRAYECTORIA EN LAS COMUNICACIONES. DESTACA EN LA ACTUAL RADIO MODERNA.

María Elena Rivero
Nació en Lima y cada 6 de julio celebra su onomástico. Con tan solo 15 años ya hacía sus prácticas en radio Aeropuerto que se ubicaba en la Av. La Marina y entró de asistente en la discoteca. Recuerda que un día, por su entusiasmo, le hicieron inventariar toda la discografía existente. En esta emisora trabajaban Ivonne Dávalos, Vicky Zamora y otros locutores. Pasaban los días y empezó a grabar. Le dieron la oportunidad de hacer sus pinitos. En 1981 terminó sus estudios en el Colegio Elvira García García y fue entonces que empezó a buscar radios para practicar. Llegó a Onda Popular, Reloj y Santa Rosa. Más adelante ingresó a la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad San Martín y en plenos estudios empezó a trabajar en radio Libertad hasta 1985.

Estuvo en la conducción de "H2O bajo cero." ¡La fórmula exacta del entretenimiento!, programa que, en un inicio, le pertenecía a Randy Calandra y después pasó a Estudio 92. En radio Libertad estuvo como asistente de programación y conduciendo “Libertad de Elección”. Recuerda a Annie Arias y Ricardo Claros, con los que trabajaba apasionadamente, sin exigencias, mañana tarde y noche. Se dedicaban a realizar promociones, dar regalos y hasta cerraban las calles de la Av. Salaverry para los conciertos del grupo Menudo y Parchís. Ya en su faceta de madre dejó por un tiempo la radio. Se casó, tuvo su primer hijo y que, cuando estaba más grande, le dio la posibilidad de volver a radio Uno, que estaba  a cargo de su amiga René Ramírez y quien le dio las facilidades para elegir su horario de trabajo. 

Con Salvador Otoya y en la actual Radio Moderna.
Continuando en el ambiente de la radio, ingresó a Estación X, donde hizo programa de rock. Por su buen desempeño fue llamada a radio Latina. Era la década de los 90. En esta radio cambió su estilo programando boleros a través de “Romance Latino”. Alternadamente trabajó en radio Vamisa Unión, también con boleros. Su auspiciador, la fábrica de ollas “Récord”, le permitió financiar sus programas en diferentes emisoras. Asimismo tuvo de aliada a la Clínica Internacional, con la que alternó sus programas con médicos. Hacía entonces espacios musicales y de entrevistas. Posteriormente inició una nueva etapa en radio Moderna, emisora en la que está más de diez años y después de haber sido recuperada luego de un proceso judicial. 

Hasta hoy se desempeña en locución, programación y administración. En su programa que va de 6:30 a 8:00 de la noche, “Mucho Corazón”, tiene cada día secuencias con invitados. Los días miércoles los destina al bien sintonizado programa “La Historia de la Radio”. María Elena Rivero, en la actualidad, ocupa también el cargo de Presidenta de la Asociación de Locutores del Perú (ALP) desde el 11 de octubre del 2014. Por su buen trabajo, las posibilidades de reelegirse están presentes. Sin embargo, nos comenta que a pesar que recibe el respaldo de su directiva, necesita el apoyo de más personas ya que la labor es a nivel nacional. A pesar de varios inconvenientes en su gestión, se podría calificar esta como fructífera. 

María Elena en notable acción a favor de la niñez.
Uno de los aspectos más notables ha sido su actividad en los Seminarios de Capacitación realizados a lo largo de casi todo el Perú. Esto ha ayudado a integrar a los locutores del interior del país y a identificar a la Institución. Nos manifestó que uno de los tantos cambios que necesita la ALP es la modificación del Estatuto, el cual lo tiene muy bien agendado y que, al darse, ayudaría grandemente a dirigir con mayor efectividad los destinos de la Asociación. A la lista de logros realizados en su gestión están la creación de la página Web, el Banco de Voces y la radio ALP. Lo que más resalta la Presidenta, es la labor social que hace la Asociación cuando, conjuntamente con la Cámara de Comercio de Jesús María, llevan regalos a los niños más necesitados.

Al final, manifestó que está pendiente el convenio de la profesionalización de locutor que se estaría efectuando en Puno y en convenio con la Universidad de Cochabamba-Bolivia y que consistiría en que los locutores que cuenten con más de dos años de experiencia, sigan cursos virtuales y reciban su título de locutor profesional. Para ello se estaría recurriendo al padrón de locutores y la autenticación a través de los carnets que se les viene entregando a cada hombre del micrófono, y que demuestra que pertenece a la Asociación. Esto se está dando a nivel nacional. Que todo sea en bien de los locutores.

Nota y agradecimiento. Esta reseña de María Elena Rivero es un aporte de nuestro colega Juan Carlos Calero Coronación y su revista "Lo que el Locutor debe saber". Gracias.