martes, 19 de abril de 2016

"JULIO MAYO", MULTIFACÉTICO HOMBRE DEL MICRÓFONO QUE CONOCIMOS EN LA DÉCADA DE 1960 EN RADIO CENTRAL.

"Julio Mayo".
La locución peruana ha tenido diversas etapas durante su historia. Los años de 1930 se caracterizaron por tener voces magistrales en cuanto a color y pronunciación. Época de tenores, barítonos y sopranos que debutaban en los escenarios y que, por diversos motivos, abandonaban el canto e irrumpían en la radio. Decía muy acertadamente César Miró que, en cuanto a los hombres, eran muy especiales las voces abaritonadas. Era agradable oír voces diferentes al común denominador. Y se extendió esta etapa maravillosa hasta la década de 1950 y algo más. 

Julio Herrera
A partir de 1960 empieza a variar el sistema y aparecen las emisoras de programaciones populares y destinadas a llegar a las masas. En cierto modo, como decía Juan Felipe Montoya, a hablar como les diera las ganas. Y los cambios había que aceptarlos. Sin ánimo de discriminación es la etapa del "Lechucero", "El Ronco" y otros seudónimos que fueron invadiendo el dial. Terminaron las noticias relatadas con propiedad, para que se entronaran quienes llevaban la información de manera irónica o imitando a los personajes del momento. Recuerdo que, sin presagiar nada de esto, fuimos a Radio Mar. en sus inicios, y Wilmer Salgado que nos conocía demasiado, nos advirtió "que no teníamos las condiciones para ocupar el cargo". Jamás nos imaginamos luego, cuando esta emisora ocupó el dial, que aquel estilo elegante y tradicional iba a quedar en el olvido.

Departiendo con Humberto Martínez Morosini.
En esta década es que conocimos a Julio  César Herrera Carassa, nuestro personaje a reseñar. Laborábamos en Radio Central y conducíamos el programa "Fuímonos", derivado de "Los Fantasmas se divierten" que conducía Humberto Vílchez Vera. Luego, le daríamos el título de "Las Noches de Central" y dábamos oportunidad a todos los espontáneos que querían demostrar su arte frente al micrófono. Julio Herrera, ya había probado en Radio Revolución y Radio Noticias, donde no se hallaba a pleno. Él deseaba cantar y así tuvimos ocasión de acompañarlo con nuestro acordeón cantando temas de Julio Iglesias. Nos pareció un gran imitador y se mostraba ocurrente y nos hacía gestos caricaturescos mostrando su amplia sonrisa.

Excelente animador radial.
Fue aquí en que optó por quitarse el apellido Herrera y combinar Julio con Mayo. Nos pareció una muy buena idea y así quedó para siempre el locutor- cantor "Julio Mayo". Era tanto su entusiasmo y deseos de figurar, lo comprendía humanamente, que al no lograr rápido sus objetivos, se sumía en una aparente depresión y que tratábamos de evitarla. Lo cierto es que logró sus objetivos de cantante y así debutó en el auditorio de Radio Central, cuando todavía permanecían algunos programas. Estaba ávido de emprender vuelo y llegar a las estrellas. No conocimos en aquellos tiempos a una persona como Julio Herrera, que ansiaba llegar pronto a la meta soñada. Perdimos contacto con él, al ser contratados nosotros por Victoria Televisión.

"El Flaco Mayo".
Nos dio mucho gusto después oír sus discos "Te conquistaré", "Quiero", "Besos de Miel" y "Hoy comí con el abuelo". Nuestra discrepancia fue que no salía del estilo de Julio Iglesias. Reconocemos si cuando salta a la popularidad como "El Flaco Mayo", después de visitar Panamericana y anclar en Radio Mar, a la que se adecuó y no llegó a la vulgaridad ni las risotadas abiertas. Fue un excelente conductor. Tendría también trabajo en Radio Miraflores, Radio Del Pacífico, Radio Moderna y otras mas en la que demostró su valía de buen profesional. Hay muchos locutores de esas etapas que recuerdan al "Flaco Mayo" como servicial y abierto a dar la mano a quienes se iniciaban. Tuvo una experiencia que no quiso la vivieran sus nuevos colegas. Gran virtud.

"Julio Mayo" el cantante.
Probó de todo y hasta hizo caracterizaciones de famosos cantantes con mucho éxito. No puedo olvidar el encuentro último con él en Canal 9 y luego de ser entrevistados por Regina Alcóver en la celebración del Día del Locutor. Éramos presidente de la ALP y, quien sabe cual fue su razón, nos mostró su inconformidad con nuestra entidad. Pensé en darle un abrazo por el reencuentro, pero no había nada que hacer. No volvimos a saber más de él y ocasiona esta reseña su sensible fallecimiento acaecido el 18 de Abril y que enluta a nuestro gremio cuando recién acabábamos de despedir al inolvidable "Fernando Farrés". Dios quiera nos lea en el más allá. Es nuestra misión y hoy engalana "Locutores en el Perú" nuestro amigo Julio César Herrera Carassa. DESCANSA EN PAZ QUERIDO "FLACO MAYO". Gracias.