viernes, 16 de septiembre de 2011

"ROBERTO CRUZALEGUI" EL LOCUTOR DE LA VOZ "PASTOSA". ÉPOCAS INICIALES DE LA RADIO.

Roberto
Cruzalegui
Esta es otra de las leyendas de la radio peruana. Hoy, nadie lo recuerda. Comparando su estilo y condiciones vocales, una tremenda distancia con lo que hoy reflejan los llamados locutores de las emisoras de radio y televisión. Cuando esta última apareció en Lima, era un absurdo que Pablo de Madalengoitia y Kiko Ledgard fungieran de animadores. No tenían las clásicas voces y se les criticó mucho. Aquellas denominadas "pastosas", según el diccionario, eran voces timbradas y agradables. "Abaritonadas", como decía César Miró. 

Siempre en la búsqueda de la verdad, algo difícil de hallar, encontramos opiniones diversas. Roberto Cruzalegui, perteneció a la primera generación de voces y épocas de emisoras radiales como Dusa, Grellaud o Internacional o también los inicios de Radio Nacional del Perú y cuya voz emblemática fue Julio Garazatúa Chacaltana. Estábamos en plena infancia. Ya se conocía a Guillermo Lecca Iturbe, Alberto Mecklemburg, Nelson Arrunátegui o Rosa Hernando y Juán Fernández Stoll,.pioneros de la locución en el Perú, por ser los primeros.

Violeta Bourget
Crecimos entonces embebidos en esos estilos, tanto en damas como en varones. Violeta Bourget, la gran animadora y actriz, no tenía voz "pastosa", era todo lo contrario pero sabía darle tono y estilo. Fue grandiosa. La que si tenia esas condiciones de rigor, fue Ana María Álvarez y Rosa Wunder, a quien también le debo una reseña. Aclaro que en nuestra locución actual hay voces de gran calidad y que distinguen a sus medios, tal el caso de Elena Guevara y Hugo Villadegut, que destacan, entre otros, en Radio Programas del Perú.

Volvamos a Roberto Cruzalegui y se refería a él Fernando Farrés como una de las estrellas de Radio Lima, la que reemplazó a "Dusa" en el dial. Locutor comercial por excelencia y que hizo noticias al ser contratado por "Chevrolet" como voz exclusiva. En esos tiempos en la revista "Voces en Onda", se comentaba que Roberto Cruzalegui subía un peldaño más en su carrera, al pasar de periodista a locutor. Es que cualquiera no llegaba al micrófono. La categoría de un locutor, era suprema y con justa razón: entretener y educar a los oyentes.

Aquí están David Odría, Manuel Traverso, Jorge
Peláez Rioja, Cruzalegui y Fidel Ramírez Lazo.
Conocería personalmente a Cruzalegui por los 60 del siglo pasado en Radio Nacional cuando narrábamos el radioteatro de Guillermo Lecca. Nosotros, mozos todavía, y Roberto, un señor pausado y con una miopía que lo obligaba a utilizar esos anteojos con "lunas de botella". Muy conversador y yo mudo para oírlo. Me siento orgulloso de reseñarlo porque estamos recuperando parte de una historia maravillosa de la locución peruana. Debo agradecer a Fernando Farrés, "el eterno", por su paciente colaboración con sus recuerdos.

No tienen idea lo que significa para nosotros volver al pasado. En aquellos insignificantes receptores sin las excentricidades actuales, pero oyendo música y voces de calidad. Clases maestras que aprovechábamos al máximo. Vendrían seguidamente los Ramírez Lazo, Elías Roca, Julio Bernuiy, Eduardo Navarro y otros que les sucedieron. ROBERTO CRUZALEGUI, perteneció al grupo de pioneros. Dejó escuela y sin presumir con vanidad, me precio de haber sido alumno de su generación y a mucho orgullo. Gracias.