sábado, 21 de agosto de 2010

RAÚL GOYBURU EZETA. EL COMENTARISTA ESTRELLA DE "PREGÓN DEPORTIVO".

Raúl Goyburu.
Este señor del periodismo deportivo, está ligado a mis inicios en la locución comercial desde aquella tarde que debuté al lado de Oscar Artacho en un clásico Alianza-"U" en el renovado Estadio Nacional. Evocar su bienvenida, es como volver a vivir. Un rostro acogedor y unas palabras similares que reflejaban su afecto a mi hermano Angel Serván, fundador, como él, de "Pregón Deportivo. Antes de este encuentro, ya habíamos sentido su amistad en nuestro hogar paterno, en aquellas reuniones celebratorias de aniversarios y a las que concurrían todos sus integrantes. Nuestra madre era la anfitriona.

Aquella voz que sentíamos en la radio comentando los encuentros futbolísticos, se hacía sentir cuando con gran emoción tomaba la palabra para dedicarla al acontecimiento. Tendríamos 14 años de edad y era casi una fantasía para este adolescente tener en casa a Oscar Artacho, Don Raúl, Lucho Vélez, Ulises Jordán, Lucho Palma, Miguelito de los Reyes, Héctor Zúñiga (el popular "tocino"), Lucho La Torre y sucesívamente cada año, otros integrantes. Siendo todos comentaristas, el ejemplo del discurso era asimilado por nuestras neuronas y, la verdad, fueron clases que hoy tienen un buen resultado.

La tónica de estas reseñas, como todas en estos blogs, son mayormente experiencias vividas al lado de tan gratos personajes. Raúl Goyburo, fue elemento principal de "Pregón Deportivo" y sus comentarios han sido objeto de críticas siempre positivas y se evocan sus excelentes editoriales en "El Comercio", dando puntos de vista y análisis muy acertados. Un periodista muy centrado y sin apasionamientos. Duro muchas veces para decir su verdad, pero jamás agresivo ni mucho menos ofensivo. De palabras alturadas y discrepante con sus colegas sin llegar a provocar resentimientos. Fue todo un caballero.

Me tocó gozar de su personalidad artística cuando, en una ocasión de festejo nos deleitó tocando al piano el vals "Rosa Elvira". Ya estábamos integrando "Pregón Deportivo" y disfrutamos de aquella velada, Rodolfo Espinar y Miguelito de los Reyes, amantes del criollismo. Por supuesto, Angel Serván le tenía admiración y disfrutaba de que el hermano menor, bebiera de estas experiencias. Cómo olvidar a los Hnos. Artacho que propiciaban muchas de esta reuniones, en especial Oscar. Aun saboreo esas parrilladas en el negocio del que fuera Jorge Armándola, futbolista argentino que fundó "La Cabaña".

Raúl Goyburo, años más tarde, nos acompañaría en el velatorio de mi hermano Angel. Estuvo con todo el equipo y muchos colegas del micrófono que se dieron cita en Surquillo, en aquel hogar donde recibieron las atenciones de Barbarita, mi madre, en la mejor época de "Pregón Deportivo". Oscar Artacho acompañado de Irma Céspedes, hicieron guardianía especial hasta altas horas de la madrugada. En el Campo Santo, Don Raúl hizo una alocución muy emocionada y Miguelito de los Reyes, complementó el homenaje con ese don característico en él, de dar relieve a las virtudes de los amigos que se van.

Y lo que es la vida. Un 29 de Setiembre del 89, si no calculo mal, nos tocó corresponderle a este maestro del periodismo deportivo. En el Campo Santo de la Planicie y a solicitud de Miguelito de los Reyes, hicimos uso de la palabra para despedir a RAÚL GOYBURU EZETA. Señalamos que se iba con él, toda una real historia del Deporte Peruano. Que se unía a todo el equipo fundador de "Pregón Deportivo" y al lado, muy carca a la última morada de Oscar Artacho. Complementó Miguelito, por coincidencia en el día de su natal, y horas más tarde con Guillermo Alcántara, hacíamos un brindis en su memoria. Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario