domingo, 16 de enero de 2011

"HUMBERTO SARMIENTO ARTEAGA". ¡EMPEZÓ CON HUMILDAD Y LLEGÓ A RADIO NACIONAL DEL PERÚ!

"El Narrador"
Entre aquellas fotografía que expongo en este blog y causan admiración de muchos por lo añejas, están dos que corresponden a nuestros inicios en el radioteatro. Gracias a mi hermano Angel, llegué a la gloriosa Radio "El Sol", cuando esta emisora residía en el edificio "Federicci" del Jr, Contumazá, a espaldas del cine "Metro". Nos tocó por suerte la oportunidad de integrarnos al elenco de Elías Roca y allí conocimos al que nos ocupa en esta reseña. Se trata de Humberto Sarmiento Arteaga.

Era Noviembre de 1953 y me habían despedido del Arsenal Central de Aeronautica en Barranco, por haber paralizado nuestro trabajo y como protesta por que se reconocieran las horas extras que no percibíamos. Fue una locura y si no terminé preso en un medio militarizado, es porque mi Angel de la Guarda siempre estuvo presente. Llegaba a lo que realmente me fascinaba: la radio. Una prueba de rigor ante los demás del elenco y a encarnar el papel del malo de la historia, porque nuestra voz era la aparente.

El narrador era Humberto Sarmiento. No era conocido y, como yo, se iniciaba en el radioteatro. Luego me enteraría por voz propia de este personaje, que Elías le estaba dando la oportunidad que tanto anhelaba: ser actor. Había ingresado para realizar en dicha emisora, los trabajos más humildes pero, siempre a la espera de encontrar el momento. La "catapulta" había funcionado y dejó los utensilios de limpieza para plantarse frente al micrófono y demostrar lo que en esos años había aprendido.

Humberto en Nacional
Aquella nuestra experiencia fue corta pero bastó para conocer a Humberto Sarmiento. Por los años 60, otra vez el destino nos juntaba y con Manuel Obregón, otro gran colega y amigo, practicábamos el piano como acompañantes de estas voces cantarinas. Su estilo y el lo confesaba, era el del baladista chileno Antonio Preito. Por eso escogía su repertorio y cantaba "La Novia". Muy bien entonado y con exquisita voz. No tuvo la persistencia necesaria para dedicarse por entero al canto.

Permaneció como locutor estable de radio "El Sol" hasta que, a causa de no poder mantenerse al primer Canal 9 de la televisión, se vieron precisados a cerrar sus puertas y, como muchos de los grandes locutores del momento, emigraron a otros medios. Tal el caso de Arturo Pomar. No seguí su trayectoria y cuando en 1994 llegamos a Radio Nacional para realizar "Musiencuentros", supimos de su estancia en la misma. Dirigía y conducía "El Libro de Oro de la Canción Criolla" con muchas entrevistas y de gran éxito,

Aquel contacto en "Nacional" acrecentó nuestra amistad y tengo una grabación cuando presenta a Eleazar Valverde cantando nuestro tango "Domingo" dedicado al maestro Rullo. Sus frases son halagüeñas y hablan de su generosidad sincera para con nosotros. Llegaría la etapa de la jubilación y en ese aislamiento del medio que fue toda su vida, no pudo soportar un mal cardíaco y nos dejó para siempre. Mi homenaje a su memoria y un testimonio verídico de lo que fue, para orgullo de sus seres queridos. Gracias.

2 comentarios:

  1. Hola don José Carlos. Una vez más lo felicito por sus reseñas, y esta vez le tocó a don Humberto Sarmiento, que además de su conocida labor en Radio Nacional también fue durante un tiempo el locutor oficial del Estadio Nacional en la época del INRED.

    ResponderEliminar
  2. Eso es cierto mi querido colega Castro Maya. Hay muchas otras facetas que desconocemos de Humberto Sarmiento y esperamos sigan aportes como el tuyo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar