martes, 15 de noviembre de 2011

"EL LOCUTOR". ARTÍCULO DE CÉSAR AUGUSTO SERVÁN MEZA EN LA REVISTA "VOCES" DE LA ASOCIACIÓN DE LOCUTORES DEL PERÚ.

César Augusto
Serván Meza
El 8 de Diciembre se celebra en todo el Perú "El Día del Locutor". Incluímos en esta reseña, el artículo que escribiera para la revista "Voces", publicada durante nuestra gestión presidencial ALP, nuestro hermano menor César Augusto Serván Meza, seguidor de una tradición familiar en la locución e iniciada por el mayor de todos, Ängel Pablo Serván Meza, QPD. Logramos editar dos números y fueron el testimonio del trabajo silencioso que entregamos a nuestra querida entidad, hoy en manos de una esperanza que se llama Rosa Lozano Portocarrero y su entusiasta Directiva. Es un adelanto de "Locutores en el Perú" a la celebración de nuestra fecha tradicional y que sirva como saludo a todos los locutores peruanos en el territorio Patrio. Un abrazo anticipado por "El Día del Locutor".

"El Locutor".

"El Locutor, como comunicador social en su cotidiano mensaje radial o televisivo, llega pleno de vitalidad y de imaginación, muchas veces rendido por el esfuerzo humano desplegado en preparar su programa. La cálida voz del locutor da fuerza al contenido radial, ubicándolo en su conciencia. Su gran expresividad, plena de matices diversos, interpreta cada una de las faces que debe asumir. En unos casos tierna, en otras criticando y en casi muchas, solemne o festivo.

La revista ALP 
El locutor de vocación obtiene materialmente casi nada, pero espiritualmente gana mucho. Modesto muchas veces en recursos económicos, se precia de opulento en voluntad de entrega y de servicio. Esta es sin duda la intangible riqueza del locutor honrado. El timbre alegre y tono de voz del locutor, son los compañeros del quehacer cotidiano, cuando la radio respalda su tarea. Rodeado de cuatro paredes en la pequeña cabina de su emisora, es el prisionero que se da mañas para alegrar a quienes no ve. 

Anuncia las canciones y debe imaginarse entre las multitudes para levantar su espíritu. Sólo su "operador" es testigo de sus angustias. El locutor es muchas veces el payaso que esconde su dolor con el maquillaje de su voz, por eso, al dedicarle estas palabras al colega del micrófono, no puedo dejar de lado a la mujer locutora, que debe cumplir muchas veces la triple tarea de animadora, operadora y especialmente Madre. A esta dama generosa que debe alegrar a sus oyentes, mi modesto homenaje.

Rosita Lozano P.
Presidenta Asociación de
Locutores del Perú.
El locutor como yo, tú, de este u otro país, paga con su sacrificio el hecho de divertir, informar y llevar cultura a los más lejanos confines donde una onda radial llegue. Mi homenaje al narrador deportivo, al comentarista, al locutor comercial, al madrugador o al "lechucero". Todos, sin excepción, deben alejarse de sus momentos más felices en sus hogares y cantar el gol con franca alegría. Es misión del locutor trabajar cuando otros descansan y botar a sus espaldas la negra carga de sus angustias. Por eso te saludo LOCUTOR".

Fue la nota de César Augusto. Desde ya, reitero nuestro homenaje a la Asociación de Locutores del Perú que preside su dinámica representante, señora Rosa Lozano Portocarrero. Una mujer que con temple viene haciendo realidad el sueño de quienes vivimos esta profesión y ojalá tengamos esa casa, ese hogar que nos una más y más. Que cada 8 de Diciembre, no sólo sea motivo de festejo. Que sea un día de reflexión y que nos haga cada vez más gratos y solidarios entre nosotros. Gracias.

4 comentarios:

  1. Acerca de este significativa entrada, ARKIVPERU acaba de reproducir, también, un texto aparecido en la revista "Caretas" hace varios años atrás. En el artículo se evocan, entre otros, a dos DJs ya desaparecidos, Perico Durand y Adlofo Sobenes:

    http://www.arkivperu.com/blog/?p=10368

    Un abrazo, caballeros del micrófono.

    Gregorio Huaroto
    Desde arkivperu.com/blog

    ResponderEliminar
  2. Estimado Carlos,
    Muchísimas gracias por compartir tan expresiva y a la vez conmovedora nota de tu hermano César Augusto, especialmente cuando dice: "El locutor es muchas veces el payaso que esconde su dolor con el maquillaje de su voz". Es cierto, a veces el Locutor tiene que callar sus angustias para transmitir solo alegría y felicidad con su voz. El Locutor no puede darse el lujo de compartir sus pesares con los oyentes. Nadie sabe cuando el locutor sufre o lo aqueja una pena porque cuando está frente al micrófono, se transforma en actor, para con la magia de su voz transmitir solo alegría. Y, a veces nos traslada a lugares fantásticos con solo unas cuantas palabras.
    Don Luis Alberto Sánchez, ilustre catedrático de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, decía: "Los locutores de radio tienen un papel semejante al de los profesores de gramática, porque como ellos hablan durante horas, todos los días, resulta que hay millares de gentes que los escuchan y por consiguiente, esta gente que los escucha, su audiencia... tienen con toda certeza la sospecha, fundada en muchos casos, que ellos hablan mejor que los demás y que por consiguiente, imitar su modo de hablar es una manera de ser correcto. De ahí que las faltas que ellos cometan y su impreparación es realmente una Responsabilidad Social"
    Entonces, los locutores tenemos el privilegio de ser guías y maestros. Por lo tanto, tenemos el deber de er muy responsables a la hora de comunicarnos con el público.
    Y, para terminar, quiero expresar mi deseo que este 8 de diciembre nos UNAMOS todos. Que festejemos nuestro día juntos y nos confundamos en un abrazo fraterno gritando en una sola voz: ¡ARRIBA LA ALP!
    ¡QUE VIVA EL DIA DEL LOCUTOR!

    Cordiales saludos, Past Presidente.

    Un fuerte abrazo,

    Rosa Lozano

    ResponderEliminar
  3. Ah.. y lo más importante. Sí.
    "Que sea un día de reflexión y que nos haga cada más gratos y solidarios entre nosotros". ASÍ SEA!
    ¡MUCHAS GRACIAS!

    Atte.
    Rosa

    ResponderEliminar
  4. Agradecer en orden. Primero a Gregorio Huaroto y leeré su ARKIV PERÚ y enterarme sobre las notas acerca de Perico Durand y Adolfo Sobenes, grandes amigos míos.
    Con respecto a Rosita. No puedo esperar de tí sino apreciaciones positivas. Allí radica la seguridad de que la ALP se convertirá en lo que debió ser desde un principio. Siempre seré solidario y creo que lo mío es genético. Unidos venceremos.

    ResponderEliminar