miércoles, 22 de abril de 2015

SALVADOR OTOYA SILVA, "EL LECHUCERO". HOY CONVERTIDO EN PROPIETARIO DE "RADIO MODERNA". TODA UNA HISTORIA.

Salvador Otoya
Seguimos en nuestra grata tarea de reseñar a colegas de la locución. Ahora es el turno para Salvador Otoya Silva, de duro trajín para lograr lo que es hoy: propietario de Radio Moderna. La historia de un muchacho que llegó a Lima en 1965 a los 21 años de edad y desde su querida Chepén, "La bendita perla del norte" a 130 Km. de Trujillo, donde se encuentra buen arroz y dulce caña de azúcar. Tuvo el propósito de estudiar e ingresó a San Marcos en 1975 para convertirse en sociólogo, estudiar Derecho y luego periodismo. Es decir, se preparó para la vida. Tiene hoy la recompensa a sus esfuerzos. Es así que su vinculación materna con Juan Silva Villacorta, una de las grandes voces de nuestra locución, y ser hermano de Edmundo Otoya Silva, fueron fundamentales para que pensara en ingresar a la radio. Tuvo ocasión de hacer sus pinitos en Radio La Crónica. Pasó a transmitir desde el Hipódromo de Monterrico como locutor comercial de Raúl Serrano Jr. en su programa "Hablemos de Hípica". 

Con Juan Velasco Alvarado.
Justo fue en aquella ocasión que conocimos a su hermano Edmundo. De carácter retraído y que no podía soportar las pesadas bromas de Augusto Ferrando. Nos entendíamos muy bien con él. Salvador Otoya, nuestro personaje en esta reseña, cuenta que su ingreso a la Asociación Nacional de Periodistas Hípicos del Perú, le sirvió como trampolín para ganar, a través de un concurso, el trofeo "Presidente de la República". Viajaría así a la Argentina con todo pagado para ver la tradicional competencia del "Carlos Pellegrini" y guarda un hermoso recuerdo de esta experiencia. La foto de la izquierda es elocuente. Recibiendo el trofeo nada menos que de las ,manos del entonces Presidente del Perú, General de División Juan Velasco Alvarado.

Posan quienes iniciaron una revolución en la radio.
Su pasión radial estuvo ligada a Radio Continente y en la que también supimos de los inicios de otro gran colega: Santiago Salcedo. En 1969 se anunciaba la salida al aire de una nueva emisora que convocaba a un concurso de nuevas voces y el que también conocimos. Alguien nos dateó el asunto y recuerdo haber tratado con Wilmer Salgado, ex operador de radio La Crónica, que parecía ser el organizador del mismo. Hoy reconozco con buen humor el porqué nos dijo que no era para locutor de nuestro estilo. En Marzo de 1970, un año después, ingresamos a América Televisión Canal 4 y estuvimos 25 calendarios hasta 1995. Pero, retornemos a Salvador Otoya que tuvo la suerte de ganar dicho concurso y que, con cinco colegas suyos, dejaron en el olvido a una tradicional emisora como lo fue "Radio Central".

"El Lechucero".
Se caracterizaron estos colegas locutores en usar seudónimos para su empresa. Estaba dirigida a conquistar al pueblo peruano y llegar a él con expresiones de su nivel. Es así como se hacen famosos Enrique Arturo "Sugar Sugar", Julio Moreno "El Intocable", "Robinson Tuestas "El compañero de las tardes y Salvador Otoya "El Lechucero", porque eligió actuar en el horario nocturno de 10 a 2 de la madrugada. Se trataba nada menos que de "Radio Mar", emisora propiedad de la familia Belmont y que revolucionó el ambiente en 1969 con su nuevo estilo. Recuerda con mucha nostalgia a Wilmer Salgado Bedoya, ya fallecido, que fue el creador y fundador de dicha emisora radial y que se mantiene hasta ahora con su programación plenamente tropical. Igualmente al "Flaco Mayo", al "Ronco Gámez" y a Yolvi Traverso, entre otros muy buenos elementos del micrófono.

Entrevista en "Moderna" a Jorge del Castillo.
Otra de las experiencias de Salvador Otoya "El Lechucero" es la que involucra a su grupo para tentar el empresariado. Ya no vivir de un sueldo, sino compartir utilidades a través de porcentajes de todos los ingresos. Evoca que fueron Juan Silva Villacorta y su hermano Edmundo, quienes le animaron a incursionar en las ventas y es así que llegó a ser gerente publicitario de Radio Mar, Atalaya y 1160. Trabajó con Ricardo Belmont Casinelli en RBC al 50 % y en dos años había ahorrado buen dinero. En 1977  buscaron un socio estratégico y compraron Radio Central, cambiándole el nombre por "Moderna". "El 29 de Abril de aquel año salieron al aire con muy buena acogida, hasta que las incomprensiones tiraron por borda todo lo ganado.

Transmisor Lensa Continental.
Luego de un juicio que demoró 22 años, lo único que recuperó fue la deuda que tenían con el Ministerio de Transportes que embargó sus equipos y vendieron el local. Hoy dice Salvador Otoya Silva que su "Radio Moderna" cuenta con un nuevo transmisor Lensa Continental de 20 Kw. y que le permite llegar bien a todo el Perú, teniendo cifradas esperanzas en el Ministerio de Transportes para elevar su potencia. Una reseña distinta esta de "El Lechucero". Nos obliga a felicitarlo por su empeño y perseverancia en lograr sus objetivos con su brazo derecho, su esposa María Elena Rivero. Tiene buenos concesionarios y transmite en los 930 kilociclos del dial, en la señal de la que fuera antes la histórica Radio Central, heredera de Radio Goycochea, y famosa como "La Emisora mas popular". Un especial reconocimiento al director de "Lo que todo locutor debe saber", colega Juan Carlos Calero Coronación, por los datos que nos regaló para realizar esta reseña. Gracias.

2 comentarios:

  1. Saludos a don Salvador a quien escuchaba cuando mi persona tenía más o menos 10 de edad.... que sigan sus éxitos .....

    ResponderEliminar
  2. saludos amigos de moderna toda una institucion
    y recuerden tomen su magnesol

    ResponderEliminar