domingo, 23 de septiembre de 2012

EL 25 DE SETIEMBRE CUMPLO 78 AÑOS DE VIDA. UNA REFLEXIÓN.

Dos años más y son...¡80!
Me faltan dos años, si Dios quiere, para llegar a los 80. En el transcurso de nuestra vida nos ha pasado de todo. Alegrías, penas, contrariedades, impotencia de lograr objetivos, lucha constante por ser mejor, amarguras y todo lo que el cuerpo resiste. Me imagino nada diferente a lo de todos. Porque así es este universo que nos proporciona  durante cada 365 días, una película de aventuras, dramas y muchas adivinanzas. Nadie deja de vivir sus designios y allí estamos tercos, ciegos y dispuestos al castigo. Nos hallamos en la edad de vivir de nuestros recuerdos y volverlos a gozar.

Hay quienes opinan que vivir del pasado es retroceder siempre. De pronto cuando uno es joven. Es la etapa de las pruebas más difíciles y en la que se desarrollan nuestras facultades de defensa y de ataque. En el caso nuestro que superamos muchos de esos obstáculos, escribir los recuerdos es un gran aliciente para vivir. Nuestras reseñas en los 15 blogs que detentamos, nos han traído muchas satisfacciones personales. El recibir saludos y agradecimientos por acordarnos de un personaje que ya no está con nosotros o está en el retiro, nos causa enorme satisfacción.

Yo y mis nietos: ¡Feliz!
Permítanme decirles que cuando tenía 3 años, una neumonia casi me lleva a brazos de Dios. Mi madre y su "Médico del Hogar", ya desahuciado por los médicos, me salvó. Un soldado de nuestro ejército, cuando tenía 7 años, me sacó de las vías del tranvía en acto muy valeroso y casi cuando tenía al carromato encima mío. Fue mi "Ángel de la Guarda". Tenía 16 años cuando en la playa de la quebrada de Armendariz, una ola nos arrastró y después de luchar cuatro horas contra la fuerte corriente, logramos salir extenuados y casi muertos. ¡Me parece increíble!

Soñé de muy niño ser artista. Me ilusionaba con la guitarra y ansiaba ser Alfredo Gil, el famoso integrante de "Los Panchos". Tuve dos guitarras. Una se me partió en dos y la otra me la robaron en el "Tobara", una cantina malosa de Surquillo. Teniendo 21 años se me ocurrió aprender el acordeón y en base a constancia y deseos tremendos de dominarlo, lo logré. Me serviría para dar clases y ganarme alguito, tocar en jaranas con "El Cholo Berrocal" y en 1970 adquirí un equipo electrónico y empecé a cobrar rico como "El Hombre del Acordeón". ¡Otra vez, increíble!

Aquí estoy firme a los 78
En 1950 y ya estudiante en el emblemático Colegio Nacional "Ricardo Palma" de Surquillo, mi profesor Salustio Maldonado Robles, ya fallecido, formó el Club de Radioteatro. Teníamos dos profesores actores: los Hermanos José y Carlos Velásquez, famosos ambos. Los escuchaba y así aprendía a impostar la voz de "gallo ronco" que tenía. Nos llevaron a Radio Miraflores y Radio Nacional del Perú, y fui el protagonista de la vida del pintor Baltazar Gavilán. Recibí felicitaciones y allí empezó mi carrera de locutor. Debuté en Radio Victoria en 1954. ¡Qué increíble!

Actué al lado de brillantes actores nacionales y extranjeros. Pasé por muchas emisoras y trabajé en Victoria Televisión Canal 2, en la década del 60 y en el 70 ingresé a Canal 4 de América. Renuncié en 1995 luego de 25 años de trabajo y seguí con la música. En Marzo de 2008 me operaron de cáncer al colon y gracias a Dios salí bien y me chequea la Dra, Patricia Pimentel Álvarez en el Sabogal. Para distraerme mi hija me obsequió su computadora, ingresé a Internet y empecé a escribir hasta llegar en la actualidad a 15 blogs. Nuevamente ¡Increíble! Me siento feliz de llegar a los 78 y tener nuevos y grandes amigos en Internet. ¡Feliz cumpleaños José Carlos! Gracias.

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Maestro y Amigo Don José Carlos Serván; Ud nos narra los pasajes de su existencia, y vuelve a ser aquel personaje que en los dorados años 60'; efectivamente nos contaba desde una cabina de locución, la trama de una novela. Ud como narrador pintaba con su voz lo que los oyentes imaginaban en sus mentes. Esa es la magia de la radio, crear y creer. Hoy maestro, Ud, está celebrando en familia; sus 78 años; y todos los que compartimos sus blogs, nos sentimos honrados de contar con su amistad. Ud que se ha codeado de igual a igual con tantos artistas internacionales en los escenarios, y en los sets de radio y televisión; no se le han subido los humos de gran señor; sigue siendo el caballero, el muchachon de Surquillo, y en el fondo también sigue siendo el niño soñador que un dia hizo del microfono; su gran amigo, y desde entonces juró no dejarlo jamas. Desde estas lineas le envio mi abrazo fraterno, deseando para Ud, que Dios le siga prodigando vida y salud. Que sean muchos años más al lado de sus hijos, de sus nietos, y de su querida señora Antonieta. Maestro: Si Pepe Ludmir fue coleccionista de estrellas, Don José Carlos Serván Meza, es el coleccionista de la historia de su hermanos mayores y menores, que abrazaron esta noble profesión de la palabra hablada y bien dicha.
    Ud, que ha rescatado del olvido a tantos valores de la locución nacional, y que ha dado a conocer a otros como quien suscribe, merece todo nuestro reconocimiento y agradecimiento por la noble labor que en silencio viene realizando. Su animo de ver las cosas positivas de esta vida, con la grandeza que Ud las expresa, nos da fuerzas para seguirlo. Voy a volver a comentar con Ud, lo mucho que todavia tengo que decir sobre los dias dorados y todo cuanto aun recuerdo de nuestros dias de radio. Un abrazo Maestro y que la pase de lo mejor.Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Maestro y Amigo, le saludé temprano y puse un comentario, pero parece que algo sucede, puesto que aun no aparece la nota. De todas maneras le reitero mi felicitación por su cumpleaños, espero que lo este pasando en familia como corresponde. Le mandé una nota también por facebook, y compruebo que muchos también lo estan haciendo, eso le demuestra el cariño y aprecio que se le tiene. Amigo Serván sienta Ud estas muestras de adhesión hacia el profesional, pero sobre todo al ser humano que comparte sus experiencias y que nos da constantes lecciones de vida, y por ello nos sentimos halagados de la amistad que Ud nos dispensa. Gracias, y otra vez Feliz Cumpleaños.

    ResponderEliminar
  4. Mi estimado OLDIES:
    Hoy no he estado en mi hogar. Me fui a celebrarlo con mis nietos. Recién ingreso y puedo publicar tus generosos comentarios. Como siempre ponderándome con tanta muestra de amistad. Lo he pasado muy bien y te vuelvo a repetir: ¡Gracias! Mil gracias.

    ResponderEliminar
  5. Estimado maestro: mis palabras son para expresarle mi mayor reconocimiento en el día de su natalicio por su tremendo despliegue de información que tan desinteresadamente hace para beneficio de las futuras generaciones y de nuestros compatriotas que radican en el exterior. Muchas felicidades y mayores éxitos para orgullo de su digna familia.

    ResponderEliminar
  6. Lucho:
    Muchas gracias por esas expresiones y como siempre a las órdenes.

    ResponderEliminar