martes, 17 de marzo de 2015

ENRIQUE ESPICHÁN DÁVILA. PROFESIONAL DEL MICRÓFONO Y SEÑOR DE LA ANIMACIÓN.

Enrique Espichán
Es que nadie sabe lo que puede suceder. Cómo nos hubiera agradado realizar esta reseña de Enrique Espichán Dávila y haber percibido su aprobación, porque la habríamos obtenido. Lamentablemente fue ayer, 16 de Marzo de 2015, que dejó este mundo y quedamos sorprendidos de la reacción de quienes supieron valorar  su arte y amistad. El 29 de Enero fue que tuvimos nuestro último contacto con él y sabía de la gravedad de su mal. 

Ahora, son multitudinarias las muestras de condolencias que podemos apreciar ante su pronta desaparición. Luego de luchar valientemente contra la adversidad del cáncer, no nos queda mas que corroborar que fue un valiente. Ya descansa en paz y duerme, como se dice en estos casos, el sueño de los justos. Intentaremos reseñarlo, pese a que todavía nos sentimos afectados por la noticia. Hubo coincidencias con él, porque estuvo inmerso en el mundo de la locución y de la música como nosotros. 

Cantor salsero y animador.
Excelente "crooner" y que empezó a trabajar con la Orquesta "La Sabrosura" y en la que fue adquiriendo la experiencia necesaria para abrirse campo en este negocio. Terminó su ciclo y pasó a ser miembro de "La Inmensidad Orquesta Show Internacional" y destacando a todas luces como cantante y animador de la misma. Es realmente aquí en donde demuestra a raudales todo su arte y talento. Hoy, cientos de admiradores lo recuerdan y deploran que se haya ido cuando todavía tenía mucho por darle a su público. 

Frente al micrófono se transformaba y se convertía en un gran Maestro de Ceremonias. En el mundo de la locución demostró también versatilidad y sapiencia. Estaba al día con los éxitos del momento y sabía conducir con propiedad sus espacios. De voz agradable y muy espontaneo en todo. Gran oferente y gentil con sus invitados y dueño absoluto del escenario. Se le recuerda como muy positivo y generoso con quienes entrevistaba. 

Excelente locutor.
Amante de ayudar al colega. Siempre presente en donde había que prestar su apoyo a todo evento beneficiario. No estamos ponderando nada. No se trata de quedar bien con él y por tratar de cumplir. Nos limitamos a expresar lo que sabemos de él y que queden en nuestras reseñas muestras verdaderas de su agradable personalidad. Con respecto al estilo que practicó, fue aquel de los que se jugaban con sus oyentes en agradables conversados del gusto del público.

Se recuerda mucho en las emisoras en las que actuó, como Radio Mar, Excelsior, Libertad y otras, mayormente dedicadas a la salsa y ritmos bailables. Organizaba talleres de locución y orientaba a su manera a los participantes que, muchos de ellos, ya están situados frente al micrófono. Editó una revista con el nombre de "Show Latino" y que traía información de todo lo palpitante del movido mundo de las grandes orquestas y cantantes. Descansa en paz. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario