lunes, 16 de noviembre de 2009

VÍCTOR DONGO CASALINO "El CABALLERO DE LA LOCUCIÓN". CANTÓ COMO NADIE EL VALS "MUÑECA ROTA".

Víctor Dongo
Casalino.
Este excelente locutor peruano nació un 9 de Febrero en Arequipa. Llegó a esta profesión por azar. Nos hacía confidentes de sus secretos al relatarnos cómo así fue. Se hallaba en los estudios de Radio Continental, invitado por Ignacio Cané Pardo, otro gran locutor mistiano y ante una imprevista salida de este tuvo que contestar el teléfono. Se trataba del Gerente General que indagaba por Cané. No tuvo más remedio que justificar su ausencia, diciendo que estaba en el baño. El Sr. Umbert, le dio el encargo de que quería conversar con él y que se acercara a su oficina. Víctor cumplió al pie de la letra. Al volver Cané Pardo, este le dio la noticia a boca de jarro: "Dice el jefe que si puedes venir mañana ha realizar un turno de locución. ¡Queeé?, respondió Dongo. Bueno, aclaró Ignacio. "Es que me preguntó quién contestó el teléfono y se ha impresionado con tu voz. ¡Felicitaciones. Ya eres mi colega". Por supuesto, esto dio motivo a una celebración inolvidable entre malayas y camarones en el seno de una picantería del Sur. Quiso afinar su voz brindando con "Anís Najar" y se puso  a punto para el debut.

Es una de las anécdotas que comentaba siempre en las tertulias de nuestra diaria convivencia en la cabina de locución. Agregaba luego que pasó el tiempo y sabedor que en Radio América de Lima se había concentrado toda la mata locutoril de Arequipa, tentó suerte en la capital, pero ante las voces de Indacochea, Delgado y Traverso no le quedó más alternativa que buscar fortuna en otro sitio. Estaba predestinado a Radio Nacional del Perú. Encajó a la perfección, especialmente en los informativos. Un programa que le dio fama fue "Así es mi Tierra" y que se transmitía en cadena para todo el territorio patrio con libretos de Rafael Del Carpio. Se trataba de pintar vocalmente todo lo típico de nuestras provincias. Fue un ciclo generoso el que vivió en la emisora del Estado.

En Canal 4 de TV.
"Muñeca Rota".
Años más tarde emigraría a Radio América y por ende a Canal 4 de Televisión. Su voz era la característica en la apertura y cierre de este canal que funcionaba de 6 de la mañana a 12 de la noche. Cumplió con su turno de locutor de planta y en muchas oportunidades su voz era reclamada para importantes anuncios publicitarios. Integró la plana del Noticiero de América T.V. al lado de Arturo Pomar, Sonia Oquendo y Roberto Salinas. Fueron 30 años de fecunda labor en esta empresa. Su actual viuda, nuestra amiga Gloria, colaboraba con Susana Higuchi de Fujimori y logró una entrevista para la Asociación de Locutores del Perú en Palacio de Gobierno cuando ejercíamos su presidencia. Es así que concurrimos acompañados de Raúl Vargas Bouquesne y él. Luego de los saludos protocolares con la primera dama de la nación fue invitado a cantar el vals "Muñeca Rota" de las Hnas. Serafina y Joaquina Quinteras. Víctor Dongo Casalino, frente a Doña Susana, cantó, guitarra en mano, su especial versión de dicho vals y con la total complacencia de los presentes. Sin duda alguna, Gloria, su esposa, "lo había promocionado muy bien". Linda anécdota.

Tiene una heredera artista de la percusión. Se trata de María del Carmen Dongo, famosa en nuestro medio por haber sido solicitada para grabar con Alberto Cortés. La destacada cantante Tania Libertad, sabe de su calidad y cuenta con ella en sus actuaciones en México. Tuvimos el alto honor de compartir la profesión y amistad de Víctor durante 25 años y  disfrutar de su simpatía y arte previa extracción de corchos. Los viernes de cada semana, terminada la faena, se hizo costumbre pasar momentos de criollismo a su lado, siempre contando con la presencia de Mariano La Torre y el inefable periodista y admirador de su personalidad, Roberto Salinas Benavides.

Un viernes con Willy Roggero.
Perdimos la cuenta de las reuniones que frecuentamos con él. No puedo olvidar aquella vez, en la celebración  del Día de Arequipa, que se acercó hacia el lugar donde amenizábamos con mi grupo musical dicha fiesta y observándonos nos dijo: "¡Qué bien! ¡Como te ganas la vida haciendo bailar y alegrar a la gente!". Una vez en un local al que llegábamos los viernes, le pidió al mozo que bajara el volumen de la música y, observando que no le hacía caso, se acercó a la administradora y le dijo: "Por favor señorita. Si Ud. no baja el volumen de su equipo de sonido, la saco a bailar". No le quedó más remedio que complacerlo. En el comedor sindical se les olvidó ponerle cubiertos a pa hora del almuerzo. Llamó al mozo: "¿Sabes hijo? Hoy se me ha ocurrido almorzar con cuchara y tenedor". Por supuesto que esta ocurrencia causó risas entre los concurrentes.

Fue, sin duda "El Caballero de la Locución" y así será recordado siempre. Nos dejó el siglo pasado y supimos darle nuestro aliento en el lecho del dolor. Lo visitábamos en el Rebagliatti y era doloroso verlo. Se mostraba estoico y digno ante tremenda experiencia. Jamás "arrugó", empleando este término deportivo y popular. Nos dejó su ejemplo de hombre de bien y quizá esta reseña pueda reflejar en algo su extraordinaria personalidad. Lo acompañamos también en el Campo Santo y nos tocó dirigir la palabra ante la gran concurrencia de familiares y amigos que nos dimos cita aquella vez. Ya no quedan locutores de su talla con perfecta dicción e interpretación de los textos. VICTOR DONGO CASALINO brilla en esa gran vitrina de voces que dieron prestigio único a la locución peruana. Gracias.

2 comentarios:

  1. Con Victor Dongo nos unio una amistad entrañable
    Me acuerdo mucho de nuestras tertulias en la casa de Pepe Pajares, donde guitarra en mano cantabamos la letra de una cancion que hasta ahora gurada en mi memoria y que Victor la interpretaba a las mil maravillas.
    Lejos estoy en mi soñar alucinante
    Que atado esta al oir tu nombre acariciante.
    Veo tus ojos al volver que son la gloria para mi y deliro por volver acariciar tu frenesi.
    La vida es asi nos separo con inclemencia, mi corazon sufrio horriblemente por tu ausencia.
    Hay algo entre los dos, que son la gloria para mi y deliro por volver acariciar tu frenesi.
    En esta larga ausencia, causa de mi martirio, por eso en mi delirio te veo junto a mi.
    De pronto por tu ausencia, encuentro lemitivo, en tus brazos cautivo mi vida doy por ti.
    Linda letra y vienen a mi mente imagenes de Victor Dongo Casalino entonando esta cancion, que dejo huella en mi a traves de los años
    Tito Romero

    ResponderEliminar
  2. Tito Romero:
    En primer lugar comuniqué tus saludos a Eduardo Navarro y te envía un gran abrazo. Con respecto a esta reseña, también estuv en casa de los Pajares y donde uno de ellos hacía muy buenos números de magia. Te felicito por tan sensible afición a nuestra música, la que amó en vida, el locutor que se identificó con el vals "Muñeca Rota".

    ResponderEliminar